martes, 24 de mayo de 2011

Temen más tormentas en zona de Misurí azotada por tornado

JOPLIN, Misurí, EE.UU. (AP) — Sin inmutarse por relámpagos, ventarrones, la lluvia y el frío, los socorristas buscaban víctimas entre viviendas, negocios y vehículos destruidos por un tornado en esta localidad de Misurí, mientras los pronósticos del clima advierten de una posible nueva tanda de temporales. La cifra de víctimas fatales el lunes alcanzó 116 y aumentará previsiblemente. El número de muertos es el mayor en casi seis décadas. Los socorristas rescataron a 17 personas de entre los escombros y el gobernador Jay Nixon dijo que las cuadrillas continuarán las búsquedas hasta que se conozca el paradero de todos los desaparecidos. “Los socorristas creen que todavía hay personas vivas”, dijo Nixon a The Associated Press. Se trajeron reflectores para que la continuación de las búsquedas durante la noche. Un tornado causó estragos el domingo por la noche en el centro de Joplin, una localidad de 50.000 personas al sur de Misurí y cuya fuerza laboral la constituyen obreros manuales. El meteoro causó daños en el Centro Médico Regional de St. John. El hospital confirmó que cinco de los fallecidos eran pacientes, todos ellos en condición crítica antes de que pegara el tornado. Un visitante también pereció en el hospital. El tornado destruyó posiblemente “miles” de viviendas, dijo el jefe de bomberos, Mitch Randles, a la AP. El fenómeno arrasó con cientos de negocios, incluidos algunos grandes como la tienda para materiales de construcción Home Depot y una tienda Wal-Mart. El desastre fue el segundo de mayor magnitud que deja un tornado en menos de un mes. En abril, una serie de remolinos recorrieron seis estados del sur con resultado de al menos 300 muertos, poco más de dos tercios de estos en Alabama. En Joplin, una parte del paisaje de la localidad quedó irreconocible. Casas en hileras fueron reducida a escombros, numerosos automóviles quedaron aplastados como latas de gaseosas y numerosos residentes, todavía conmocionados, recorrían calles en busca de los desaparecidos de sus familias. El peligro para nada ha terminado. Persistían diversos incendios debido a fugas de gas en la localidad. El ambiente olía a amoniaco y propano en algunas zonas de desastre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario