lunes, 30 de mayo de 2011

Lugareños armados se enfrentan a ejército en Siria

BEIRUT (AP) — Las fuerzas militares de Siria atacaron el lunes con artillería una localidad del centro del país y, por primera vez en los dos meses que ha durado la revuelta contra el presidente, lugareños armados con fusiles automáticos y lanzagranadas opusieron una firme resistencia, dijeron activistas. Cuatro soldados fueron muertos, afirmó la prensa estatal. La oposición al presidente Bashar Assad ha escenificado principalmente protestas pacíficas con manifestantes desarmados, pero las autoridades afirman que bandas armadas encabezan la rebelión y que ésta es alentada desde el exterior. Dos activistas en la zona dijeron que los lugareños de las dos localidades atacadas desde el domingo en la provincia de Homs, centro del país, tomaron las armas contra los soldados e integrantes de las fuerzas de seguridad y que hubo nuevas bajas, aunque desconoce la cifra. Los Comités Locales de Coordinación en Siria, que ayudan a organizar y documentar las protestas, dijeron que dos cadáveres fueron encontrados el lunes por la mañana en la zona del cementerio de Bab Amro, lo cual elevó a 11 el número de muertos en las acciones de represión que han durado dos días en esta región conflictiva del centro del país. “El ejército afronta resistencia armada y ha sido incapaz de ingresar en ambas localidades”, dijo un residente de Homs que tiene contactos amplios en la provincia. “El ejército continúa afuera de las localidades y recibí información de que estaban en llamas vehículos militares, incluidos transportes blindados de personal”. Los otros dos activistas dijeron que el ejército “afronta una firme resistencia” de lugareños armados con fusiles automáticos y lanzagranadas en ambas localidades, Tabliseh y Rastan. Dijo que muchas personas están armadas en Siria y en los últimos años numerosas armas fueron traídas de contrabando desde Líbano e Irak. Siria prohibió el ingreso de la prensa extranjera en el país e impide la cobertura de la revuelta, lo cual hace casi imposible la verificación independiente de los relatos provenientes del país. La agencia estatal de noticias de Siria dijo que cuatro soldados murieron y 14 resultaron heridos en Tabliseh. Grupos de derechos humanos han dicho que más de 1.000 personas han muerto en la ofensiva del gobierno desde que iniciaron los levantamientos en contra del régimen de Bashar Assad a mediados de marzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario