lunes, 23 de mayo de 2011

El Partido Popular ve su victoria en comicios locales en España como antesala de generales

Madrid, (EFE).- El Partido Popular (PP, centroderecha) interpretó hoy su amplia victoria en las elecciones municipales y autonómicas del domingo como “la antesala de las generales”, previstas para el próximo mes de marzo y afirmó que “España no puede perder un año más".
Los resultados registrados “nos inducen a pensar que la voluntad de cambio expresada en las urnas es palpable y tiene que ser la antesala de las generales”, dijo María Dolores de Cospedal, “número dos” del PP, en una conferencia de prensa en la que valoró la jornada electoral. De Cospedal, que protagonizó una de las grandes victorias del Partido Popular al lograr la mayoría absoluta en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, uno de los principales bastiones socialistas, insistió en que “está meridianamente clara la voluntad de cambio en toda España” tras los comicios del domingo.
Por ello, sostuvo que el “presidente del Gobierno (y líder socialista, José Luis Rodríguez Zapatero) debería plantearse que España no puede perder un año más”, en alusión al periodo que queda para la celebración de las elecciones generales, previstas para marzo de 2012. Zapatero descartó anoche, tras reconocer la derrota electoral del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), un posible adelanto de esos comicios a los que él no se presentará, por lo que los socialistas deben elegir a su candidato en unas elecciones internas. La “número dos” del PP dijo que su partido no ha pensado todavía “plantear ninguna cuestión formal” al ser preguntada sobre la posibilidad de presentar una moción de confianza en el Parlamento al Gobierno socialista. Algunos dirigentes 'populares', incluida la presidenta regional de Madrid, Esperanza Aguirre, reclamaron tras el triunfo electoral un adelanto de las elecciones generales. Cospedal destacó los resultados electorales de su partido, “que, con la excepción de Asturias, ha ganado las elecciones en todas las comunidades autónomas en las que se celebraron elecciones". En el caso de Extremadura, uno de los viveros de votos tradicionales del PSOE, el PP ha obtenido la victoria pero no logró mayoría absoluta, lo que implica que los socialistas pueden retener el Gobierno si pactan con Izquierda Unida. Los conservadores también ganaron en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, y en ayuntamientos que eran plazas fuertes socialistas como Sevilla y otras capitales de Andalucía. En el caso de Asturias, un ex destacado dirigente del PP, Francisco Álvarez Cascos que se presentó a las elecciones autonómicas con su recién creado partido Foro Asturias les arrebató la victoria, aunque necesitará pactar para gobernar. Cospedal no descartó la posibilidad de un pacto al afirmar que “vamos a garantizar gobiernos estables". La “número dos” 'popular' y apuesta personal del líder del partido, Mariano Rajoy, no aclaró si dejará la secretaria general del PP al asumir como presidenta de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario