lunes, 15 de octubre de 2018

En el país se reporta al año entre 1,000 y 1,200 temblores de tierra


En el país hay un registro de 1,000 y 1,200 temblores al añoSanto Domingo.- El director del Centro Sismológico de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Eugenio Polanco, advirtió ayer que el país reporta al año entre 1,000 y 1,200 temblores de tierras y que por sus características puede ocurrir un sismo significativo en un momento impredecible por la ciencia.

Entrevistado en el programa Esferas de Poder, que se transmite los domingos de 5:00 a 6:00 de la tarde, por Santo Domingo TV, consideró que la República Dominicana y Haití están ubicados en una zona propensa al terremoto.

Polanco sostuvo que en vez de causar alarma las características sísmicas que presenta el país, se deben tomar medidas para que cuando llegue el momento puedan prevenirse situaciones que garanticen la seguridad.

Asimismo, indicó que hasta ahora la ciencia no predice el momento en que vaya a ocurrir un temblor de tierra, pero ha identificado los lugares donde puede suceder este fenómeno.

Consideró que República Dominicana tiene una sismicidad relativamente baja porque la cantidad de temblores registrados aquí en un año, países como El Salvador lo tienen en dos o tres meses.

Eugenio Polanco reveló que la ocurrencia de temblores en el país es continua, donde diariamente se reportan en ocasiones entre uno y 20.



De igual forma, indicó que “la República Dominicana está ubicada exactamente en la parte norte de la placa del Caribe, dónde esta interactúa con la norteamericana, esa es la principal razón por la que en República Dominicana tiembla la tierra”.



Polanco manifestó que el país presenta una serie de fallas geológicas que también son capaces de generar terremotos importantes, lo cual es corroborado por las ocurrencias del pasado.

El experto indicó que desde la llegada de Cristóbal Colón, en 1492, a la fecha el país ha sido escenario de terremotos significativos, uno de los cuales ocurrió en 1562 causando la destrucción de Santiago y La Vega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario