miércoles, 27 de febrero de 2013

Discurso del Presidente Danilo Medina


PARTE 3

Señoras y señores,

Por supuesto, no puedo seguir hablándoles de cuidar de la gente sin referirme a la seguridad ciudadana.  

Conozco y comparto, desde lo más profundo de mi corazón, el dolor y la preocupación de muchas familias que han sido víctimas de la violencia y la delincuencia en nuestras calles.

Créanme si les digo que no pasa un día sin que trabajemos para mejorar esta situación.

Hemos designado una comisión conformada por los Ministros de Interior y Policía, Presidencia de la República, Procurador General de la República y el Jefe de la Policía, para que trabajen en la presentación de un plan de seguridad ciudadana.  

Sin embargo, por su importancia y complejidad, este es un asunto que debe ser tratado con total responsabilidad y en el que no hay espacio para la improvisación.

Nuestro país ya ha pasado por diferentes experiencias que no han dado los resultados esperados.

Teniendo esto en cuenta, los equipos de trabajo han tenido que realizar una evaluación profunda de muchas variables hasta llegar a una propuesta consensuada, sólida y que dé respuesta a las necesidades reales del país.  

Hoy quiero anunciarles que ese proceso culminó y que en la segunda semana de marzo le estaremos presentando a la población el Plan Nacional de Seguridad Ciudadana.

Una iniciativa integral, que deseamos se convierta en política de Estado y que está diseñada para atacar de forma simultánea la delincuencia y sus causas profundas.
  
También quiero anunciarles, particularmente a los habitantes de la ciudad de Santo Domingo, que a partir del día 30 del próximo mes de marzo, pondremos en operación la Segunda Línea del Metro, en su primera etapa. Las inversiones finales se están realizando, pues mal haríamos en desaprovechar un esfuerzo de tal magnitud.

Ahora quiero referirme también,  a una iniciativa del Ministerio de Medio Ambiente, que está reverdeciendo nuestro país. Solo en lo que va de gestión, se han plantado en el país 5 millones 885 mil 998 plantas. Es decir, casi seis millones de nuevos árboles se sumarán a nuestros bosques, priorizando las cuencas de los ríos Yuna y Yaque del Sur, por su importancia para la producción agrícola, energética y de agua para el consumo humano.

Además, en estos seis meses se ha dotado de centros de protección y vigilancia a 5 parques nacionales adicionales, y para el final de 2013 está prevista la finalización de 12 nuevos Centros, para igual número de Áreas Protegidas.



Distinguidos asambleístas,  

Les prometí un diálogo permanente con el pueblo.

Les dije que regresaría a los lugares que visité durante la campaña para cumplir con la palabra empeñada y que gobernaría siempre con el oído en el corazón del pueblo.

Ese es el objetivo principal de las visitas que realizo cada fin de semana a diferentes puntos del país. Mantener un diálogo permanente y de tú a tú con el pueblo dominicano. Escuchar y dar respuesta a las demandas reales que me plantean. Esa es la razón de ser del mandato Presidencial. Esa es para mí la verdadera política, la que crece de abajo a arriba, como el fruto de nuestra tierra.  

Y en cada una de esas visitas, tengo siempre presente en mi mente uno de los compromisos más importantes que he realizado: la creación de 400.000 nuevos puestos de trabajo dignos.
 
En esos encuentros semanales estamos abriendo puertas al empleo. Estamos identificando, en cada región y en cada pueblo, las necesidades de nuestra gente, pero también las oportunidades y los proyectos empresariales y de economía solidaria que solo necesitan un poco de apoyo para salir adelante. Quiero compartirles que cada una de esas visitas renueva mi esperanza y mi fe en este país.

Hablo con las mujeres de la cooperativa la Estrella en Bayaguana, con los productores de plátano y sorgo de Pedernales, con los de jengibre, de dulce, de bambú, con los empresarios del sector turístico y pienso: Esa es la Patria a la que deseamos servir.

¡Cuánto entusiasmo y energía muestran por sus proyectos, que lo único que requieren es la mano amiga de un Estado que se preocupe por ellos! Esa es la República Dominicana que debemos apoyar para seguir creciendo, para hacer realidad nuestro sueño de un mejor país.  

Y ya hemos dado grandes pasos, pueden estar seguros.  

Fruto de esos encuentros y de la labor del Banco Agrícola en todo el territorio nacional, el crédito agropecuario se ha reactivado y, con él, la siembra en nuestros campos.

Les daré un ejemplo: Sólo con las visitas al Bajo Yuna y a las provincias de Hato Mayor, Monte Plata y El Seibo se movilizaron créditos que van a beneficiar a más de mil 500 productores y sus familias.

Somos conscientes de que el financiamiento al sector agropecuario es clave para el desarrollo, por eso es y será siempre una de nuestras prioridades fundamentales.

Entre agosto de 2012 y mediados de febrero, el Banco Agrícola otorgó 12 mil 334 préstamos, por un monto total de más de 4 mil 300 millones de pesos, que están favoreciendo a 16 mil productores. La meta para el final de este año es que el crédito se incremente en un 35%.

Además, la tasa de interés ha bajado 6 puntos porcentuales, estamos adaptando los plazos a las necesidades de cada proyecto y los trámites son más ágiles, para no dejar sin financiamiento a ningún productor que lo necesite.

Por otra parte, la renegociación de la deuda con miles de campesinos, les permitirá retomar la actividad productiva sin verse ahogados por los préstamos. Este esfuerzo se traduce ya en la producción de más de 600 mil tareas de tierras agrícolas y ganaderas, además del desarrollo de otras iniciativas, como la avicultura, apicultura e incluso la agroindustria.
 
Detrás de estos números está la gente.

Están, por ejemplo, los productores de mango de Baní, los de cacao de Hato Mayor, Monte Plata y el Seibo, Gaspar Hernández, los de cebolla de Vallejuelo, los de banano de Azua y muchos más que vamos conociendo en cada visita. Estamos hablando de miles de hombres y mujeres que ahora pueden generar empleo e ingresos a sus familias.
 
Es una auténtica revolución productiva en nuestros campos, que está ocurriendo en un tiempo récord.  

Estamos empeñados en reducir las desigualdades entre el campo y la ciudad, que expulsan a nuestros trabajadores forzándolos a migrar a las ciudades. Por eso impulsamos una política de desarrollo integral, que nos permita generar empleo, ingresos y oportunidades en el campo y terminar, así, con la pobreza rural.
El Ministerio de Agricultura está apoyando todos los procesos con diferentes iniciativas y muchas de ellas ya están teniendo un impacto importante, como la preparación de tierras para cultivos de ciclo corto, la distribución de fertilizantes, cepas, plantas in vitro y semillas, el control de plagas, la vacunación contra enfermedades del ganado y la construcción de más de 700 huertos comunitarios.  

Por otra parte, además, de la mejora de los caminos rurales que ya mencioné, estamos contribuyendo a reducir el impacto de las sequías con la perforación de 320 pozos tubulares y la construcción de más de 52 lagunas en las zonas ganaderas del país.
Es importante recordar que esta fuerte dinamización del campo tiene también un notable impacto en el empleo temporal.

Miles de personas se ocupan, por ejemplo, de la reparación de caminos y canales, transporte y distribución de materiales, control de plagas, labores de poda, fertilización, aplicación de pesticidas, etc.
 
Paralelamente, para facilitar el comercio de nuestros productos a precios ventajosos, tanto para los productores como para la población, estamos creando una red de mercados que ofrece servicios de logística según estándares internacionales. Estamos poniendo en marcha el Merca Santo Domingo, que es una obra que dejó finalizada  la administración pasada, y pronto iniciaremos la construcción del Merca Cibao en Santiago, así como una red de nuevos mercados minoristas y un matadero regional en el Este.
 
Quiero mencionar también el proyecto de reconversión de la agricultura en el Valle de San Juan, recientemente anunciado. Esta iniciativa nos permitirá evolucionar de los cultivos tradicionales de escaso valor hacia una agricultura mucho más rentable y competitiva.  

Nuestro objetivo último es incrementar la producción de los rubros más importantes de la canasta básica familiar, y garantizar así la soberanía alimentaria del país, además de fomentar la exportación. En concreto, este año se espera una cosecha de 10.6 millones de quintales de arroz, 962 mil quintales de maíz, mas de 500 mil quintales de leguminosas, 6 millones de quintales de raíces y tubérculos, y casi 9 millones de quintales de hortalizas.
 
Por su parte, al Fondo Especial para el Desarrollo Agropecuario (FEDA) se le asignó una partida extraordinaria de 125 millones de pesos para el último cuatrimestre del 2012, y este año cuenta con mil millones de pesos, lo que le ha permitido multiplicar su labor en las comunidades.

Ya ha llevado a más de 80.000 familias recursos para la producción de alimentos y construcción de pequeñas obras de infraestructura productiva, como invernaderos, apiarios, granjas de aves, estanques piscícolas, etc.
 
De esta forma incorporamos a miles de familias de bajos recursos  a la actividad productiva y al progreso.
 
De la misma forma, tanto el Ministerio de Obras Públicas como el INDRHI y los organismos de agua potable trabajan sin descanso en la recuperación de más de 3 mil kilómetros de zonas de riego, y en la mejora del servicio de agua, como parte de un esfuerzo colectivo, para elevar las condiciones de vida en las zonas rurales.
El INDRHI tiene obras en ejecución para este año por valor de más de 5 mil millones de pesos. Mientras que La Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), ejecutará alrededor de mil quinientos millones más.
 
Solo en los últimos seis meses, la corporación ha logrado incrementar el volumen de agua que diariamente recibe la población en 47 millones de galones, logrando beneficiar a casi 600 mil habitantes. En adición ha terminado 27 proyectos más, que han mejorado el servicio de agua potable para 1 millón 600 mil personas del Gran Santo Domingo.  

, � i a @i ��o ;mso-layout-grid-align:none;text-autospace:none'>Vamos a ampliar considerablemente la cobertura y protección de la infancia de cero a 5 años, para acompañar y apoyar a las familias en el desarrollo de sus hijos durante esa etapa crucial de la vida. Queremos asegurarles atención integral, incluyendo protección, nutrición, salud, educación, afecto y estimulación psicomotora, que les permitan desarrollar todas sus capacidades. Vamos a impulsar una nueva generación de dominicanos y dominicanas.




Ellos son hoy la felicidad de nuestros hogares y serán mañana quienes llevarán sobre sus hombros a la nueva República Dominicana. En el presente año construiremos 100 nuevas estancias infantiles y habilitaremos 100 Centros Comunitarios y sus redes familiares.

Al concluir el actual periodo gubernamental, contaremos con 330 estancias infantiles y  mil 100 Centros Comunitarios con sus redes familiares, que atenderán a 426 mil familias y 528 mil niños menores de 5 años. Esto será más de 5 veces la capacidad acumulada en toda la historia del país.  

Simultáneamente ampliaremos, en este periodo, la disponibilidad de educación pre- primaria hasta más del 90% de los niños de 5 años de edad, lo que significa sumar casi 200 mil niños al sistema educativo.

Con el impulso entusiasta del despacho de la Primera Dama de la República, estamos desarrollando una red de 5 Centros de Atención Integral para niños de 0 a 10 años con discapacidades, en diversas regiones del país. El primero de ellos ya se está construyendo e iniciará su funcionamiento este mismo año, respondiendo así a una necesidad muy sentida de nuestra sociedad.

Hemos comenzado a implementar también otro de nuestro principales compromisos con la educación: me refiero a la tanda extendida. A la fecha, más de 33 mil alumnos ya se han incorporado a ese sistema con éxito, y nuestro objetivo es que el próximo agosto esa cifra ascienda a 200 mil.

Para que el proyecto fuera posible, se decidió duplicar el presupuesto destinado a alimentación escolar. Concretamente, dicho presupuesto para este año será de casi 6 mil millones de pesos, lo que hará posible, no solo sumar a los nuevos alumnos de la tanda extendida que recibirán desayuno y almuerzo, sino también incrementar la calidad de raciones alimenticias.

Esto va a permitir que cerca de un millón y medio de niños y adolescentes del nivel inicial y básico, reciban una alimentación en el desayuno adecuada a los estándares internacionales, establecidos por el Programa Mundial de Alimentación de Naciones Unidas. 

Paralelamente, se puso en marcha la construcción de 10.000 aulas y sus respectivas cocinas y comedores. Esta iniciativa de edificaciones escolares, señoras y señores, no solo es pionera por el número de obras que se van a realizar en un año, sino también porque, por primera vez, la asignación se realizó mediante sorteos públicos, abiertos y transparentes, que han beneficiado con contratos a 919 ingenieros de toda la geografía nacional. Y a ninguno de ellos se le preguntó el color de su partido.

Muchos de esos hombres y mujeres nunca antes habían recibido una obra del Estado y eso ha significado un gran cambio en sus vidas.  

Es importante hablar de las cocinas y comedores, si me permiten el paréntesis, porque esas instalaciones garantizan la salubridad de la alimentación y la dignidad de nuestros hijos, al recibir su comida en lugares bien acondicionados.

De la misma forma, el programa de alimentación escolar se está esforzando en comprar los insumos a nuestros productores y en promover la asociación y participación de las familias, contratando mano de obra local; porque no solo es una forma de darles una dieta saludable a nuestros niños, sino también la manera de apoyar los ingresos de sus padres y madres.

El programa se completará en fechas próximas con la elección del “Pupitre dominicano”. El concurso que convocó el gobierno ha recibido ya alrededor de 480 propuestas que pronto serán evaluadas para anunciar el ganador. Podemos decir, con mucho orgullo, que las próximas generaciones estudiarán en un pupitre diseñado y producido por manos dominicanas.

También, se abrieron las puertas del colegio Comunitario Tecnológico en San Luís, obra que fue finalizada por la administración anterior, para fortalecer la formación técnica y profesional de la juventud.

Nuestro compromiso con la gente se refleja, no solo en educación, sino también en forma de programas de apoyo directo a las familias que más nos necesitan.

Por poner solo un ejemplo, en los últimos meses 15 mil nuevas familias se integraron al programa Progresando con Solidaridad, que dirige la Vicepresidenta de la República Dra. Margarita Cedeño de Fernández. El programa ahora incluye también orientación permanente, a través de visitas domiciliarias y la vinculación a servicios del Estado. De esta forma, se acompaña a los participantes en su proceso de desarrollo durante al menos dos años, con el objetivo de abrirles las puertas a nuevas oportunidades.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario