lunes, 24 de octubre de 2011

Dolor en Moca por muerte de jovencita a manos de su ex novio


Escrito por: WELLINGTON DÍAZ
MOCA, ESPAILLAT. “Esto es una desgracia para mi familia”, decía entre gritos y lágrimas Elsa Ovalles, mientras en el centro de la sala de su casa yacía en un ataúd el cadáver de su hija Karamy Rodríguez, de 14 años, asesinada la noche del sábado a puñaladas por su ex novio, supuestamente, porque ella no quería reconciliarse con él.

El agresor, un menor de 17 años conocido sólo como José y quien se entregó a las autoridades en la mañana de este domingo, produjo heridas con un arma blanca a Karamy que le ocasionó la muerte, tan sólo una semana antes de cumplir sus 15 años, el próximo sábado.
La victima residía en la calle Antonio Pasicca y el victimario la Vicente Jaques, del Roque de este municipio.
“Que desgracias para mí. No sé cómo hay personas que pueden perder la cabeza y matar a un ser humano, causando este dolor que tengo”, decía la señora Ovalles, en medio del lamento por la pérdida de su hija.
Según el reporte preliminar de la Policía, todo sucedió en medio de una discusión entre ambos jóvenes que se originó frente a la casa del homicida, por razones que son investigadas por las autoridades y del Ministerio Público.

Pero familiares, amigos y vecinos de la víctima, coinciden en que José aprovechó que Karamy iba circulando por una calle cercana y arremetió contra la jovencita sin entablar ninguna conversación.

La occisa fue llevada de inmediato al hospital municipal Doctor Toribio Bencosme, donde murió minutos después de ser ingresada.
Se desconocen los verdaderos motivos por los cuales ocurrió el asesinato, pero según los familiares de la víctima, se debió a que Karamy ya no quería continuar el noviazgo con José.
La joven. Karamy Guadalupe Rodríguez Ovalles, de 14 años, residían junto a su madre, la profesora Elsa Ramona Ovalles Jiménez, de 47 años, y otras tres hermanas. Su padre vive en San Cristóbal.
Los vecinos calificaron a la joven como una muchacha de trato agradable y buena persona.

Raomy Rodríguez, hermana menor de Karamy, dijo que “a veces se portaba mal, como es normal entre nosotras las adolescentes, pero en sentido general, mi hermanita era muy buena conmigo y todo el mundo. Ella me contaba todas sus cosas y yo también tenía mucha confianza en ella”.

Narró que su hermana tuvo una relación con su verdugo durante dos años, y que sus padres tenían consentimiento de ese noviazgo.
Raomy explicó que su hermana le había dicho que José se había convertido en una persona muy problemática y que por eso había decidido no seguir con la relación.
El próximo sábado Karamy cumpliría 15 años, para lo cual, su madre y hermanas le tenía preparada una fiesta sorpresa en su casa.
Se encontraba estudiando el segundo del bachillerato en el liceo Faustino Sarmiento de esta ciudad.

Denuncia. De acuerdo a versiones ofrecidas por familiares, la madre de la víctima había puesto esta misma semana una denuncia en contra del joven asesino, para imponer una orden de alejamiento en su contra, ya que, en los últimos días se mantenía constantemente haciendo amenazas de muerte a la occisa.
Supuestamente, la magistrada de lugar solicitó una cita entre los familiares y el joven agresor para este lunes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada