miércoles, 23 de diciembre de 2015

Barack Obama ataca a Donald Trump por “explotar” los temores en Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Por EFE- El presidente señala que el favorito republicano se aprovecha de los problemas de la clase trabajadora. El presidente Barack Obama ha acusado a Donald Trump, el favorito para la nominación presidencial republicana, de “explotar” los temores económicos y culturales de los estadounidenses con el fin de impulsar su campaña para llegar a la Casa Blanca.

En una entrevista con la cadena radial National Public Radio (NPR), el Sr. Obama declaró que EEUU estaba “cambiando inexorablemente” en formas que volvían al país más tolerante. Pero agregó que los cambios demográficos y sociales estaban haciendo que algunos estadounidenses, sobre todo los que sufren económicamente, estuvieran más preocupados por su propio futuro.

“Cuando se combinan el cambio demográfico con todas las tensiones económicas que la gente ha estado experimentando debido a la crisis financiera, debido a la tecnología, debido a la globalización, al hecho de que los salarios y los ingresos han estado moribundos durante algún tiempo, y que sobre todo los obreros han tenido un montón de problemas en esta nueva economía . . . va a existir el potencial para que surja rabia, frustración, miedo”, aseguró el Sr. Obama. “Parte de estos sentimientos son justificados, pero están erróneamente dirigidos . . . el Sr. Trump se está aprovechando de eso”.

Mientras que el Sr. Obama ha criticado severamente a los aspirantes presidenciales republicanos en múltiples ocasiones, los comentarios a NPR representaron su crítica más aguda del Sr. Trump, el grandilocuente magnate de bienes raíces cuya campaña antiinmigrante ha trastocado la competencia por la Casa Blanca.

El Sr. Trump ha dominado el campo republicano desde que lanzó su campaña poco ortodoxa en junio. La ex estrella del programa ‘The Apprentice’ se ha presentado a sí mismo como un ‘forastero político’ franco que no sucumbe ante la etiqueta política conforme ataca a todos, desde a los inmigrantes hispanos hasta a los musulmanes.

De acuerdo con un promedio de las últimas encuestas compilado por Real Clear Politics, el 34 por ciento de los republicanos apoya al Sr. Trump, en comparación con el 17 por ciento de Ted Cruz, el conservador senador de Texas. El senador de Florida Marco Rubio, quien es más moderado que sus principales rivales, está en tercer lugar con 12 por ciento, pero los otros candidatos principales están muy por detrás. Jeb Bush, el ex gobernador de Florida, cuenta con el apoyo del 5 por ciento de los republicanos y John Kasich, el gobernador de Ohio, sólo tiene el 2 por ciento.

Los republicanos de la clase dirigente están cada vez más preocupados de que el Sr. Trump o el Sr. Cruz — cuya popularidad ha aumentado repentinamente en Iowa y quien ha logrado cierto aumento en algunos estados del sur — llegara a convertirse en su candidato. Mientras que muchos de ellos se han comprometido a apoyar la selección final del Partido Republicano, están preocupados de que los comentarios del Sr. Trump sobre los hispanos y otras minorías distancien a los votantes independientes — los cuales constituyen aproximadamente dos quintas partes de los electores según algunas encuestas — imposibilitando que su candidato gane la elección a la Casa Blanca.

El Sr. Cruz y el Sr. Rubio se han mostrado renuentes a criticar al Sr. Trump, ya que esperan atraer a sus seguidores si su campaña se tambaleara. Sin embargo, otros candidatos han comenzado a ‘quitarse los guantes’ mientras que el Sr. Trump continúa muy por delante en las encuestas a tan sólo seis semanas del “caucus” (asamblea partidista) de Iowa y a siete de las elecciones primarias de New Hampshire.

El Sr. Kasich lanzó un nuevo ataque contra el Sr. Trump durante el fin de semana por congraciarse con Vladimir Putin, el líder ruso que ha elogiado al multimillonario. Burlándose del mantra del magnate — “Make America Great Again” (Hagamos que EEUU sea grandioso otra vez) — el equipo de Kasich envió un correo electrónico titulado “Trump nombra a Putin como su compañero de fórmula” y construyó una página web de Trump-Putin 2016 con el titular de campaña “¡Hagamos que la tiranía sea grandiosa otra vez!”

Jeb Bush, a quien el Sr. Trump ha ridiculizado como alguien de “baja energía”, también ha comenzado a responder a los ataques. Durante el debate presidencial de la semana pasada, el Sr. Bush anotó puntos con un comentario dirigido al Sr. Trump: “No se puede ganar la presidencia a punta de insultos”. El Sr. Bush también habló con desdén acerca de los elogios del Sr. Putin por parte del Sr. Trump, diciendo que el magnate no era un candidato “serio”.

Los aspirantes demócratas a la candidatura también atacaron al Sr. Trump durante su debate el sábado. Hillary Clinton, la favorita demócrata, lo acusó de ser el “mejor reclutador” de ISIS por sus comentarios antimusulmanes. Martin O’Malley, el ex gobernador de Maryland, dijo que los estadounidenses no debieran “rendirse ante las exhortaciones fascistas de bocones multimillonarios”.

Por su parte, el senador republicano de Carolina del Sur Lindsey Graham puso fin a su campaña presidencial el lunes. Un partidario de la línea dura en asuntos de seguridad nacional con un sentido del humor, el Sr. Graham no pudo generar ninguna tracción con los votantes y contaba con el apoyo de menos del 1 por ciento de los republicanos.


Mientras que su salida tendrá poco impacto en las urnas, le permite a John McCain — el senador y ex candidato presidencial de Arizona que respaldaba al Sr. Graham —apoyar a otro candidato. Eso pudiera resultar importante en New Hampshire, un estado donde los republicanos moderados tienen la esperanza de manifestarse en contra del Sr. Trump. El Sr. McCain sigue siendo un político popular en el estado en el que ganó las elecciones primarias republicanas en 2000 y 2008.

No hay comentarios:

Publicar un comentario