martes, 17 de julio de 2018

Más presión por el cese de la violencia


Más presión por el cese de la violenciaManagua.- La comunidad internacional intensificó ayer lunes la presión sobre  Nicaragua para que cese la represión y desarme a los paramilitares tras tres meses de manifestaciones por la salida del poder del presidente izquierdista Daniel Ortega.

Ayer, las familias de las últimas víctimas nicaragüenses comenzaron ayer a enterrar a sus muertos después de un violento fin de semana en el que al menos diez personas fallecieron en varias ciudades y un obispo fue agredido durante diversos actos de represión policial.

“Tenemos contabilizadas por lo menos a diez personas fallecidas por heridas de balas y lanzamos un S.O.S porque es necesario abrir un corredor humanitario para evacuar heridos, que son más de 20”, dijo a The Associated Press Álvaro Leiva, director de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos.

Estados Unidos, 13 países latinoamericanos y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, demandaron al gobierno de Ortega la represión, que ha dejado unos 280 muertos desde el inicio de las protestas en su contra, el pasado 18 de abril.

“Es absolutamente esencial que cese inmediatamente la violencia y se revitalice el diálogo nacional, porque solo una solución política es aceptable para Nicaragua”, declaró Guterres en San José, donde consideró que el conflicto causó “un número de muertos que es absolutamente chocante”. Agencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario